FINANCIACIÓN PERSONALIZADA CONTACTO

A nadie le gusta envejecer. La buena noticia es que, en cada etapa de nuestra vida, es posible prevenir los daños a la salud y la belleza relacionados con la edad. Y es que muchos de los síntomas del envejecimiento y el empeoramiento de nuestro aspecto son fácilmente evitables, si te informas e introduces algunos cambios sencillos en tu rutina. 

Llevar una vida saludable puede contribuir en gran medida a mejorar y mantener tu aspecto. En este artículo te traemos algunos consejos de bajo o nulo coste que pueden marcar una verdadera diferencia a la hora de mejorar tu aspecto solo llevando una vida saludable.

Consejos para llevar una vida saludable que ayude a tu aspecto

Los sencillos actos de cuidado personal que veremos a continuación te ayudarán a sentirte bien por fuera y por dentro. Aunque de primeras pueden parecer muy básicos, lo cierto es que estas pequeñas acciones tienen un gran impacto sobre tu aspecto y tu salud en general.

Por supuesto, si tienes alguna duda o necesitas un tratamiento más avanzado, puedes ponerte en contacto con nuestra clínica. En ella estaremos encantados de ayudarte de forma más personalizada.

1- Protege tu piel y salud

Nunca es tarde para adoptar hábitos de belleza saludables, pero en la medida de lo posible es mejor prevenir los daños a la piel y a su aspecto. En este sentido, el mayor enemigo de la belleza de la piel es el sol. El simple hecho de usar protección solar puede cambiar por completo tu aspecto a corto y largo plazo. 

Incluso aquellos que llegan tarde al juego de la prevención del daño solar pueden revertir sus efectos sobre la piel. Esto se logra utilizando potentes tópicos como el retinol o haciendo que un especialista certificado utilice láseres y otros tratamientos altamente enfocados que borren las manchas rojas y marrones precancerosas.

2- Sigue una buena rutina diaria para el cuidado de la piel

Tu piel es tu órgano más importante. El uso ocasional de la protección solar y otros cuidados de la misma no suele ser suficiente para mantenerla en un estado óptimo. En este sentido, dentro de los consejos de vida saludable relacionados con tu belleza, tener una rutina de cuidado de la piel es uno de los más importantes.

Es muy importante conocer el tipo de piel que tenemos para elaborar el mejor plan de cuidado de la misma. Por ejemplo, las personas propensas al acné deben combinar exfoliantes físicos con tratamientos tópicos que aceleren la renovación de la piel. 

Por otro lado las pieles normales y las más secas deberían invertir en unos buenos productos hidratantes, una crema de calidad para el contorno de ojos y una de uso diario, además de en un aceite facial o una loción para usar por la noche. Y por supuesto, si llevas maquillaje, no te vayas a la cama con él.

3- Duerme en una habitación bien ventilada

Tu cuerpo y tu mente necesitan descansar para regenerarse y recuperarse del trabajo del día. Todo tu sistema se resiente si no duermes lo suficiente. No lo llaman “descanso de belleza” por nada. Sin embargo, lo que no mucha gente sabe es que dormir en una habitación bien ventilada es fundamental para poder aprovechar de verdad tus horas de reposo.

En este sentido lo mejor es dejar una ventana abierta por la que entre aire fresco; pero si vives en una ciudad con muchos coches y contaminación, considera la posibilidad de adquirir un purificador de aire para tu dormitorio. 

Los purificadores de aire hacen maravillas al filtrar partículas microscópicas de polen, moho, contaminación, etc. Para algunas personas, además, el “ruido blanco” que producen también ayuda a mitigar los sonidos de la calle.

4- Haz ejercicio regularmente

No cabe duda de que el ejercicio te da más energía y te mantiene en forma. El ejercicio de resistencia podría ayudar a combatir, e incluso revertir, los signos del envejecimiento, como la calvicie, las canas y el adelgazamiento de la piel.

Y es que uno de los mejores consejos para llevar una vida saludable que mejore tu aspecto sigue siendo hacer ejercicio de forma habitual. En este sentido, es fundamental que mantengas tus músculos firmes y jóvenes moviéndote. No importa exactamente qué disciplina escojas: si es divertido, es mucho más fácil motivarse y mantener una rutina. 

El límite es tu imaginación. Ve al gimnasio, sal a correr, juega al tenis o haz algo de yoga. Aunque solo sea un paseo de 10 minutos durante una pausa en el trabajo, subir las escaleras o aparcar en el extremo más alejado del aparcamiento para tener que caminar un poco más. Todas estas pequeñas acciones van sumando y te ayudarán a mejorar tu aspecto a la vez que consigues un estilo de vida saludable.

5- La clave para llevar una vida saludable: la alimentación

Si hay un “secreto” para mejorar tu estado físico y mental es el siguiente: come bien para sentirte y verte bien. La dieta y la hidratación son fundamentales para mantener un aspecto exterior saludable. Por otro lado, cuando tus órganos están sanos y trabajan en armonía, la buena salud se irradia hacia afuera desde los ojos, la piel y el cabello. 

Por esta parte no hace falta que sigas una dieta estricta. Puedes realizar pequeñas acciones que tendrán un gran impacto en tu estado físico y mental. Algunos consejos en este sentido son los siguientes:

  • Evita los azúcares y las bebidas con cafeína. 
  • Utiliza un diario de comidas para alejarte de los malos hábitos alimenticios. 
  • Siempre mantente dispuesto a ser honesto sobre por qué comes los alimentos que comes. 
  • Procura beber mucha agua, ya que las señales de sed se atenúan con la edad.

Y si necesitas un enfoque más completo, la alimentación integrativa puede darte los resultados que buscas.

6- No juegues con tu cabello

El deterioro del cabello es uno de los mayores síntomas del envejecimiento, pero este proceso no se da siempre en la misma medida. De hecho, el mayor culpable del empeoramiento del pelo suele ser nuestro propio deseo de hacer que se adapte a nuestros deseos en lugar de dejar que se comporte de forma natural.

En este sentido, mantener la salud y la belleza de nuestro cabello suele pasar por adaptarnos a su estado natural en lugar de intentar lo contrario. Encuentra un peinado sencillo y elegante que se adapte a tus rasgos. Usa productos naturales que le sienten bien, y en general cuida de esta parte de tu cuerpo como lo harías con cualquier otra.

Por supuesto, si crees que necesitas algo de ayuda extra, en nuestra clínica te ofrecemos algunos tratamientos para la alopecia que pueden mejorar el aspecto de tu pelo incluso en los casos más complicados.

Conclusión: consigue un mejor aspecto con un estilo de vida saludable

Los consejos que hemos visto en este artículo son muy fáciles de incorporar a tu rutina diaria, pero marcarán una gran diferencia en tu aspecto (y en tu salud) a largo plazo. 

En la Clínica Dra. Rigo Medicina Estética estamos aquí para ayudarte y asesorarte en cualquier tema relacionado con tu belleza y con tu bienestar. Por supuesto, si necesitas ayuda más personalizada, reserva una consulta y te asesoraremos de forma individual.

Abrir chat
¡Pregúntanos lo que quieras!