FINANCIACIÓN PERSONALIZADA CONTACTO

TRATAMIENTO CON RADIOFRECUENCIA

Acción profunda para una belleza profunda

La radiofrecuencia generalmente no es uno de los tratamientos en los que primero pensamos en el mundo de la estética facial. Sin embargo, este tratamiento es en realidad uno de los más útiles en lo que se refiere a tensar y reafirmar la piel. 

Al igual que otros tratamientos, la radiofrecuencia utiliza energía para estimular la producción de colágeno y elastina; pero la energía empleada es eléctrica y no luminosa.

Si estás pensando en mejorar y rejuvenecer tu piel, ponte en contacto con nuestra clínica y te asesoraremos sobre el mejor tratamiento para ti.

¿Cuáles son los beneficios de la Radiofrecuencia?

La radiofrecuencia con el Sistema Proionic® que aplicamos en Clínica Dra. Rigo genera varios procesos biológicos a nivel celular y tres acciones básicas en todos los tipos de tejidos. Según el tratamiento a realizar, se ajusta el incremento de la potencia del equipo, sumándose los beneficios de cada efecto a los anteriores.

Entre los beneficios de la radiofrecuencia se incluyen los siguientes:

radiofrecuencia

¿Quién es un buen candidato para este tratamiento?

Un buen candidato para la radiofrecuencia es un hombre o una mujer de mediana edad que empieza a ver signos que denotan una degradación de la firmeza de la piel. también se podrán beneficiar de la combinación de la radiofrecuencia con otros tratamientos avanzados.

Aunque la radiofrecuencia por sí sola ayuda a remodelar el tejido para levantar, reafirmar y tonificar el rostro, no aborda ningún problema superficial de la piel

Por eso, generalmente es recomendable que la radiofrecuencia se realice en conjunto con otro tipo de tratamientos; con algunos sirve para rejuvenecer y reducir la apariencia de los poros, la pigmentación y las lesiones vasculares visibles, mientras que con otros ayuda a rellenar, dar volumen e hidratar las zonas que ya no producirán colágeno.

Preguntas frecuentes sobre el tratamiento

Las sesiones de radiofrecuencia suelen durar entre 20 y 40 minutos y pueden requerir una crema anestésica tópica. 

Después de la radiofrecuencia, muchos pacientes experimentan enrojecimiento, pero este se disipa rápidamente. Este enrojecimiento se elimina fácilmente con la aplicación de geles refrescantes y productos calmantes, por lo que el tiempo de inactividad del tratamiento es muy reducido.

El número de tratamientos de radiofrecuencia necesarios depende de la laxitud de la piel de cada persona, pero para obtener resultados realmente visibles, se recomiendan entre tres y cinco sesiones en un periodo de tres a cinco meses. 

Al utilizar la tecnología de forma constante, se garantiza la máxima contracción y síntesis de la producción de colágeno, incluso afectando a las células más resistentes.

Deep Beauty, la exclusiva tecnología de radiofrecuencia patentada combina los modos Capacitivo y Resistivo a una frecuencia de 448 kHz que optimiza el intercambio iónico equilibrando el potencial eléctrico en los tejidos. En Clínica Dra. Rigo Medicina Estética aplicamos este tratamiento de belleza profunda porque genera resultados visibles desde las primeras sesiones.

Los tratamientos de radiofrecuencia pueden alisar las estrías y tensar las zonas de piel suelta, por lo que son tan adecuados para los glúteos como para el rostro. 

A diferencia de otros métodos de reducción de la grasa, el tratamiento con radiofrecuencia es completamente indoloro, no tiene tiempo de inactividad y proporciona un resultado uniforme, sin irregularidades en la superficie.

Los mecanismos de acción incluyen el fomento de la eliminación de las células grasas o mejor conocido como apoptosis de los adipocitos tras el tratamiento con radiofrecuencia.

El tratamiento está especialmente indicado para los abdominales superiores e inferiores y la parte interna y externa de los muslos, también puede tener grandes resultados en la parte superior de los brazos. Además de su eficacia a la hora de reducir la celulitis. 

Cuando se utiliza para tratar el cuerpo, la radiofrecuencia suele realizarse a una temperatura más alta. Sin embargo, la temperatura de la piel debe medirse durante el tratamiento para asegurar de que es lo suficientemente alta como para aportar beneficios significativos sin arriesgar problemas como las quemaduras.

Al ser un tratamiento basado en el calor, es probable que provoque una mayor inflamación y empeore el enrojecimiento si tienes rosácea, y no es aconsejable si tienes vasos sanguíneos o capilares rotos. Al igual que la mayoría de los tratamientos estéticos, tampoco es adecuado si estás embarazada o en período de lactancia.

El futuro de la radiofrecuencia parece muy prometedor, ya que en la última década se ha producido un gran desarrollo en este campo.

¿Lista para mejorar tu aspecto?

Abrir chat
¡Pregúntanos lo que quieras!