RINOMODELACIÓN CON ÁCIDO HIALURÓNICO E HILOS TENSORES

Hazte una rinomodelación sin cirugía

Antiguamente conseguir una nariz perfecta requería pasar por el quirófano. Ahora, por suerte, esto ya no es necesario. Con técnicas como la inyección de ácido hialurónico y el uso de hilos tensores, puedes tener el perfil con el que siempre habías soñado sin ningún tipo de peligro, de manera económica y sin apenas sufrir molestias.

Rinomodelación con ácido hialurónico

Con la rinomodelación con ácido hialurónico se modifica el dorso o la punta de la nariz a través de pequeños depósitos de ácido hialurónico. Así se logra que la punta de la nariz esté más elevada o que no parezca tan gruesa, además de ser capaces de solucionar ligeras imperfecciones en la zona del caballete.

Esta técnica se puede llevar a cabo sin apenas molestias, generalmente con aplicación de anestesia local o efecto frío para que el paciente no note ningún dolor. El cambio es muy notable y se puede ver desde el primer momento; y nada más salir de la clínica la persona podrá llevar una vida completamente normal.

Rinomodelación con hilos tensores

Al igual que el procedimiento anterior, la rinomodelación con hilos tensores se lleva a cabo en la clínica con la aplicación de anestesia local. En este caso se insertan unos hilos de pequeño diámetro formados por polidioxanona, un material con base de carbono que puede ser absorbido por el organismo.

Mediante la aplicación de estos hilos se consigue levantar la punta de la nariz y obligar a la piel a generar sus propios soportes naturales. A pesar de ser un tratamiento completamente reversibles, los resultados son inmediatos y pueden durar hasta dos años.

¿Lista para mejorar tu aspecto?

ACCEDE A CUALQUIER TRATAMIENTO CON FINANCIACIÓN 100% PERSONALIZADA

Abrir chat
¡Pregúntanos lo que quieras!