Retención de líquidos en las piernas

Si se te hinchan las piernas y los tobillos, es posible que tengas un problema conocido como retención de líquidos en las piernas o edema. La hinchazón provocada por la retención puede ser de leve a grave, y a menudo provoca problemas para caminar. Aunque puede darse en cualquier parte del cuerpo, la retención de líquidos en las piernas es un problema especialmente molesto y común entre personas de todas las edades. 

En Clínica Dra. Rigo Medicina Estética, contamos con tratamientos avanzados para ayudarte a tratar este problema y que puedas tener los síntomas adversos bajo control. Si has estado experimentando cualquier hinchazón incómoda en las piernas, en este artículo te contaremos a qué se debe este problema y cómo puedes controlarlo.

¿Qué es la retención de líquidos?

La retención de líquidos, problema mejor conocido como edema, es la hinchazón causada por el líquido atrapado en los tejidos del cuerpo. La retención de líquidos se produce con mayor frecuencia en los pies, los tobillos y las piernas, pero puede afectar a otras partes del cuerpo, como la cara, las manos y el abdomen. También puede afectar a todo el cuerpo.

Síntomas de retención de líquidos en las piernas

Los síntomas de la retención de líquidos pueden incluir algunos o todos los siguientes:

  • Hinchazón de las partes del cuerpo afectadas como los pies, los tobillos y las manos. Estas son precisamente las partes más afectadas.
  • Dolor en las partes del cuerpo afectadas.
  • Rigidez en las articulaciones.
  • Aumento rápido de peso en unos días o semanas.
  • Fluctuaciones de peso inexplicables.
  • Cuando se presiona, la piel puede mantener la hendidura durante unos segundos. Sin embargo, en otros casos la piel puede no mantener esta hendidura.

¿Por qué se retienen líquidos en las piernas?

El equilibrio y la regulación del líquido en el cuerpo son muy complejos. Sin embargo, de forma resumida la causa por la cual se retienen líquidos, definida de la forma más sencilla posible, es que los diminutos vasos sanguíneos del cuerpo filtran líquido en los tejidos circundantes. Este exceso de líquido hace que los tejidos se hinchen.

La causa de la fuga de líquido hacia los tejidos circundantes puede ser el resultado de varios mecanismos, como por ejemplo: demasiada fuerza o presión dentro de los vasos sanguíneos; una fuerza externa al vaso sanguíneo hace que el líquido sea arrastrado a través de él; o que la pared del vaso sanguíneo está comprometida y no puede mantener el equilibrio, lo que provoca una pérdida de líquido.

Por qué se producen estos fenómenos

Cada uno de estos mecanismos puede estar asociado a una serie de enfermedades o afecciones. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Embarazo. La retención de líquidos durante la gestación puede producirse porque las mujeres embarazadas tienen un mayor volumen de líquido circulando por el cuerpo y porque también retienen más líquido. 
  • Medicamentos. La retención de líquidos puede ser causada por una variedad de medicamentos, por ejemplo, esteroides, bloqueadores de los canales de calcio, tiazolidinedionas, antiinflamatorios no esteroideos, estrógenos, etc.
  • Enfermedad hepática y/o renal. Estos dos órganos son vitales para mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo, y si hay una enfermedad grave en cualquiera de estos sistemas orgánicos, se puede retener líquidos. 
  • Insuficiencia venosa. Se trata de una afección común en la que la sangre no regresa al corazón de forma eficiente desde las zonas periféricas del cuerpo como, por ejemplo, los tobillos, las piernas, los pies, las manos, lo que causa retención de líquidos.
  • Insuficiencia cardíaca. Si el corazón es débil y no puede bombear la sangre de forma eficaz, la sangre se acumula en determinadas zonas del cuerpo, lo que hace que se filtre líquido de los vasos sanguíneos a los tejidos circundantes.

Por ejemplo, si el lado derecho del corazón es débil, la presión se acumulará en los tejidos periféricos del cuerpo los cuales incluye, manos, tobillos, pies y piernas. 

Por otra parte, si el lado izquierdo del corazón es débil, la presión se acumula en los pulmones, causando una retención de líquidos pulmonar.

  • Retención de líquidos idiopática. La acumulación de líquido en los tejidos circundantes sin causa identificable se denomina edema idiopático.

¿Cómo dejar de retener líquidos?

Para dejar de retener líquidos hay que centrarse en corregir la causa de la acumulación de líquidos. Una dieta baja en sal suele ayudar, y también debes evitar beber demasiado líquido. Si no te falta el aire, eleva las piernas por encima del nivel del corazón para mantener la hinchazón. 

En el caso de tener los tobillos y pies hinchados a causa del embarazo, eleva las piernas y evita acostarte boca arriba para ayudar a mejorar el flujo sanguíneo y reducir la hinchazón.

Si retienes líquido de manera leve en las piernas causado por una insuficiencia venosa, eleva las piernas periódicamente y usa medias de soporte. Sea cual sea la causa de la retención de líquidos, cualquier zona del cuerpo hinchada debe protegerse de la presión, las lesiones y las temperaturas extremas. 

La piel de las piernas hinchadas se vuelve más frágil con el tiempo. Los cortes, los rasguños y las quemaduras en zonas con retención de líquidos tardan mucho más en curarse y son más propensos a infectarse. Por eso, es fundamental que trates de mejorar esta situación lo antes posible.

Tratamientos para la retención de líquidos en las piernas

Como es de esperar, la medicina puede ayudarte en gran medida en caso de presentar retención de líquidos en las piernas. Después de determinar la causa del edema, la Dra. Rigo puede recomendarte opciones de tratamiento no invasivas que te ayudarán a paliar los síntomas y acabar con las causas.

Cada caso es diferente, por lo que el edema puede ser tanto un problema de por vida como uno temporal. En cualquier caso, la cura para la retención de líquidos en las piernas comienza con el tratamiento de la condición subyacente que lo está causando. Si no se trata, la piel puede seguir estirándose, causando molestias y otros problemas de salud. 

La Dra. Rigo puede ayudarte a tratar los problemas de circulación en tus venas que están provocando la retención de líquidos, desarrollando un plan de tratamiento integral destinado a mejorar el flujo de líquidos en las zonas afectadas por la hinchazón

Si quieres librarte de tener siempre las piernas doloridas debido a la hinchazón, contacta con la Clínica Dra. Rigo y te asesoraremos sobre todos nuestros tratamientos y sus beneficios.

¿Lista para mejorar tu aspecto?

ACCEDE A CUALQUIER TRATAMIENTO CON FINANCIACIÓN 100% PERSONALIZADA

Abrir chat
¡Pregúntanos lo que quieras!