Remedios para la hiperhidrosis o sudoración excesiva

Es normal sudar si tienes calor o haces ejercicio, pero para algunas personas este mecanismo natural del organismo puede suponer un problema grave. Y es que puedes estar sudando en exceso si lo haces cuando tu cuerpo no necesita enfriarse. La sudoración excesiva puede producirse sin ninguna razón obvia, debido a otra afección que puedas tener o como efecto secundario de un medicamento que estés tomando. 

La sudoración excesiva o hiperhidrosis es un problema más común de lo que parece; y puede afectar a todo el cuerpo o solo a ciertas zonas. A veces mejora con la edad, pero en caso de que no se solucione por sí solo, hay mecanismos que se pueden utilizar para mejorar esta situación y tratamientos que pueden ayudar.

La hiperhidrosis es tratable y la mayoría de las personas experimentan una mejora significativa. El tipo de tratamiento que recibas dependerá de la zona en la que experimentes la sudoración excesiva, así como de tu estado de salud general.

¿Qué se considera hiperhidrosis o sudoración excesiva?

El sudor puede ser molesto, pero en realidad es un mecanismo saludable del cuerpo. Y es que la transpiración ayuda al organismo a enfriarse. Si no sudaras, podrías sufrir un golpe de calor. 

Pero por otro lado, algunas personas sudan cuando su cuerpo no necesita refrescarse. Esto se llama sudoración excesiva o hiperhidrosis. Es posible que la padezcas si: 

  • Sudas principalmente por una o dos zonas del cuerpo, como las axilas, las palmas de las manos, los pies o la cabeza. El resto del cuerpo parece estar seco mientras unas pocas zonas gotean sudor.
  • Sudas cuando no estás haciendo ejercicio o moviéndote. Puedes ver gotas de sudor en tu piel o sentir que el sudor empapa tu ropa incluso cuando estás sentado.
  • Sudas tanto que te resulta difícil realizar actividades cotidianas, como girar el pomo de una puerta o utilizar un teclado. Es posible que evites acciones como levantar el brazo ante otras personas y que te sientas avergonzado y ansioso por tu sudoración.
  • La piel permanece húmeda durante mucho tiempo. Puedes notar que se vuelve blanda y blanca o que se pela.
  • Tienes infecciones cutáneas en las zonas donde sudas mucho.

Si has tenido alguno de estos problemas, contacta con Clínica Dra. Rigo. Este problema médico y estético puede provocar algunas dificultades a nivel físico y emocional; pero por suerte en nuestra clínica contamos con soluciones para el mismo

¿A qué se debe la hiperhidrosis?

Cuando la temperatura del cuerpo es alta, los nervios del cuerpo activan las glándulas sudoríparas para ayudar a refrescarse. También podemos sudar cuando estamos nerviosos o alterados. Sin embargo, en el caso de la hiperhidrosis, estos mismos nervios activan el sudor incluso cuando no es necesario.

Muchas personas experimentan sudoración excesiva en las manos, las axilas y los pies, y a veces en la ingle, las nalgas u otras zonas del cuerpo. Pero esto solo se considera un problema cuando la cantidad de sudor es muy alta o cuando genera problemas físicos o emocionales. La hiperhidrosis suele aparecer durante la pubertad.

Algunos problemas de salud que pueden causar esta patología incluyen los siguientes:

  • Alcoholismo.
  • Diabetes.
  • Ataque al corazón.
  • Infecciones.
  • Baja de azúcar en la sangre.
  • Menopausia.
  • Trastornos del sistema nervioso.
  • Obesidad.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Embarazo.
  • Artritis reumatoide.
  • Algunos tipos de cáncer.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos recetados.
  • Problemas de tiroides.

Tipos de sudoración excesiva

Existen dos tipos de hiperhidrosis: 

  • La hiperhidrosis primaria, la cual no tiene una causa conocida y no está relacionada con ninguna otra condición médica. 
  • La hiperhidrosis secundaria puede ser causada por otros factores, como medicamentos, diabetes o un nivel anormal de azúcar en sangre, hipertiroidismo, problemas cardíacos u otras enfermedades.

Hiperhidrosis en manos

La sudoración excesiva e incontrolable de las manos se denomina hiperhidrosis palmar. Esta afección médica es un problema muy estresante, embarazoso y que puede afectar a la autoestima. Desde el papeleo arruinado hasta los apretones de manos resbaladizos, las palmas sudorosas pueden afectar negativamente a la vida social, la educación y la carrera profesional.

Está comprobado y publicado que la hiperhidrosis palmar tiene el impacto negativo más significativo en la vida de los pacientes que cualquier otra condición dermatológica similar. Pero por suerte hay tratamientos disponibles que funcionan, y en la Clínica Dra. Rigo contamos con varias opciones para ayudarte a combatir este problema.

Sudor excesivo en las axilas

La sudoración excesiva en las axilas, también llamada hiperhidrosis axilar, es un problema incontrolable, molesto, vergonzoso y aislante. Desde la incomodidad de que el sudor corra por los costados, pasando por la vergüenza de las manchas de sudor evidentes, hasta el miedo a ser descubierto.

Pero hay buenas noticias: existen tratamientos seguros para la sudoración excesiva, los tratamientos funcionan y tienes varias opciones para elegir o combinar.

Hiperhidrosis en los pies 

¿Sientes los pies empapados y descuidados todo el tiempo? ¿El sudor estropea tus zapatos? ¿Te da miedo ponerte sandalias o chanclas por miedo a que se te resbalen? ¿Dejas huellas húmedas cuando caminas descalzo? ¿Tienes siempre los pies fríos porque están siempre mojados?

Estas son solo algunas de las experiencias de las personas con pies extremadamente sudorosos, o hiperhidrosis plantar. La hiperhidrosis, también llamada sudoración excesiva, es una condición médica que afecta a diferentes zonas del cuerpo, incluidos los pies

Tratamiento para la hiperhidrosis 

La hiperhidrosis puede tratarse con procedimientos no invasivos que bloquean los nervios que estimulan las glándulas sudoríparas, reduciendo significativamente la cantidad de sudor producida. En este sentido, el tratamiento para la hiperhidrosis más demandado en la clínica de la Dra. Rigo utiliza ácido hialurónico para disminuir el nivel de sudor de forma inmediata.

La mayoría de las personas notan una reducción significativa de la sudoración nada más someterse al tratamiento de hiperhidrosis con ácido hialurónico, con resultados que duran más de 6 meses. Es por eso que se trata de una de las mejores opciones no invasivas para solucionar este problema.

Aunque los síntomas vuelven gradualmente, los resultados pueden mantenerse con tratamientos de seguimiento rutinarios.

Si la sudoración es tan intensa que afecta tu vida cotidiana, contacta con la Clínica Dra. Rigo Medicina Estética para ayudarte a mejorar y deshacerte de la incomodidad de sudar todo el tiempo. Si la hiperhidrosis está provocando problemas en tu vida cotidiana, ha llegado el momento de hacer algo para acabar con ella.

¿Lista para mejorar tu aspecto?

ACCEDE A CUALQUIER TRATAMIENTO CON FINANCIACIÓN 100% PERSONALIZADA

Abrir chat
¡Pregúntanos lo que quieras!